¿Qué tiene que ver el yoga con la acrobacia?

December 30, 2015

 

El Hatha yoga tradicional para muchos de nosotros seguramente ya puede parecer bastante acrobático por lo inalcanzables que parecen ser sus posturas perfectas. Sin embargo, existe como tal la práctica de lo que se conoce como Acroyoga, que combina la sabiduría del yoga,la energía dinámica de la acrobacia y la bondad de las artes curativas.Estos tres linajes forman la base de esta práctica que cultiva confianza, alegría y comunidad.

 

La confianza es la moneda que se intercambia durante la práctica acrobática, también conocida como práctica solar. A través de la confianza es que uno puede sentirse capaz de realizar cosas aparentemente inalcanzables y se le permite a otros sentir este poder también. No es necesario realizar una postura de alto riesgo, o más bien dicho, el nivel de la postura “acrobática” lo dictará el nivel actual de cada persona, así para todos siempre habrá un reto que alcanzar y una manera de sentir este poder sin ningún riesgo.

 

Los elementos solares son: la fuerza, las inversiones con cuidador y la acrobacia de parejas.
A medida que construimos la fuerza, mediante la acrobacia y técnicas de entrenamiento de gimnasia, podemos ampliar la visión de nuestro poder personal. Las lagartijas, las lagartijas en la postura de perro boca abajo, los ejercicios abdominales y el acondicionamiento de pareja son algunos de los eslabones que traen a la mente y al cuerpo a trabajar arduamente en conjunto. Cultivando además, la habilidad para entrenarse y motivarse entre sí, fomentando de manera positiva el trabajo en equipo.

 

Las inversiones con cuidador dan oportunidad de construir la confianza y mejorar la técnica para lograr posturas acrobáticas eficientes.


La acrobacia de pareja es donde ponemos todo junto en un grupo de 3, formado por una base, un volador y un cuidador. La base crea los cimientos para las acrobacias, el volador confía y baila en el aire y el cuidador observa asegurándose de que todo esto ocurre de manera segura.

La práctica solar construye una fuerte comunidad lúdica que puede ayudarnos a todos darnos cuenta de nuestro verdadero potencial.

 

Los primeros pasos en la práctica del Acroyoga son escuchar a los demás y re-aprender a abrirse a los demás. Esto se consigue a través de la práctica terapéutica lunar que incluye masajes, vuelo terapéutico y yoga en pareja. El objetivo de esta práctica, es que tanto el que da, como el que recibe, pueden sentirse más completos y equilibrados. Las herramientas principales son la gravedad, la sensibilidad, la bondad, la capacidad de sentir y la capacidad de dejar ir.


El masaje tradicional tailandés, es una práctica que es cultivada para abrir el cuerpo utilizando el peso corporal, el tacto amoroso y la atención plena. Antes de que los practicantes vuelen entre sí, es fundamental que tengan un poco de técnica de masaje para que puedan tener más confianza cuando se pretende dar masaje a las personas mientras están en el aire.

 

El vuelo terapéutico es un masaje que se practica dentro de una postura invertida aérea. La sesión de vuelo terapéutico se completa cuando cada miembro de la pareja ha dado y recibido, como base y como volador.

 

El yoga en parejas es el arte de usar el peso corporal de cada uno y la respiración para abrir y calentar el cuerpo. Esta es una manera de usar la fuerza o el peso corporal de la pareja para abrir nuestros propios cuerpos en formas nuevas. En esta práctica, la gravedad y el toque amoroso nos ayudan a dejar de lado el miedo y el dolor. A medida que aprendemos a escuchar profundamente, podemos usar nuestro poder de una manera sostenible.

 

El yoga es el nexo de unión entre las prácticas solar y lunar. Se trata de una práctica física, así como una filosofía de vida. Las prácticas solar y lunar son alimentadas por la práctica individual. Existe de hecho, una práctica solar y una práctica lunar individuales, que ayudan a incorporar la técnica de manera personal. A medida que nos adentramos más profundamente y auto-reflexionamos en todas las áreas de nuestra vida, la filosofía yóguica nos ayuda a comprender nuestros dones divinos y nos invita a ponerlos en buen uso. Es la sabiduría del yoga la que nos ayuda a acercarnos a todas estas prácticas con humildad, dedicación y devoción.


El Acroyoga es una práctica basada en la comunidad. Encendemos nuestro potencial colectivo cuando nos apoyamos unos a otros para llegar a nuevas alturas. El Acroyoga te invita a experimentar el espectro completo de tu ser a través de oportunidades para: dar y recibir, apoyar y ser apoyados, para ser fuerte y sensible a la vez. Es un enfoque sistemático diseñado para ser accesible a todos los practicantes, y anima a la transformación personal en un ambiente de aceptación, celebración y seguridad.

 

Te invitamos a probarlo en nuestros talleres introductorios e intensivos, a practicarlo regularmente a través de las clases regulares, y compartirlo en los jams que se realizan cada mes en BodyWords.

 

Post Original: http://wp.me/p4mjab-r

 

Nohemí Ferrer

Directora General y Maestra

contacto@bodywords.org

www.bodywords.org

Please reload

Los más leídos...

Y entonces... ¿Para qué me sirve hacer 108 Saludos al Sol?

June 6, 2016

1/2
Please reload

Los más recientes...
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por Tags...
Síguenos...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Suscríbete...