Reflexiones sobre la Química de la Libertad de Decisión

December 30, 2015

 

Todo en nuestra vida se reduce a ecuaciones complejas y no lineales, a fórmulas y respuestas que ocurren a nivel químico dentro de nuestro cuerpo y que rigen la manera en la que actuamos, muy similar a los impulsos eléctricos bajo la programación de un robot.

 

Podríamos decir que el programa es nuestro ADN y las variables dependen de nuestra experiencia de vida, pero entonces hasta donde podemos decir que realmente somos libres de decidir lo que nos gusta o lo que queremos si esto depende incluso de las experiencias de nuestros antepasados impresas en nuestro ADN y sobre las que no tenemos ningún control?Una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory, en Atlanta, publicada en el 2013, demostró que es posible que cierta información sea heredada biológicamente a través de cambios químicos que se quedan grabados en el ADN. Durante esta investigación, se encontró que los ratones pueden transmitir información aprendida acerca de las experiencias traumáticas o estresantes - en este caso, el miedo al olor de la flor de cerezo - a las generaciones siguientes.

 

Por otro lado, hoy en día los científicos parecen haber sido capaces de probar que el libre albedrío no es más que una ilusión. En 2007 , Haynes, neurocientífico del Centro Bernstein de Neurociencia Computacional en Berlín, realizó un experimento utilizando imágenes de resonancia magnética funcional para revelar la actividad cerebral en tiempo real con respecto a la toma de decisiones consciente. Su equipo descubrió que un patrón de actividad cerebral parecía predecir esa decisión por hasta siete segundos. Mucho antes de que los sujetos eran ni siquiera conscientes de hacer una elección, al parecer, sus cerebros ya habían decidido. Los resultados aún hoy siguen siendo controversiales ya que se debate a cerca de la medición real de la conciencia.

 

Por su cuenta, los filósofos admiten que la neurociencia podría un día causar problemas con el concepto de libre albedrío. Simplemente, imaginemos una situación en la que los científicos pudieran predecir lo que alguien decidirá basándose en su actividad cerebral, incluso antes de que el sujeto se diera cuenta de su decisión.

 

 

Lo interesante es que podemos modificar el programa, o el ADN, a través de las experiencias a las que nos exponemos, lo único que no me queda claro es como podemos cambiar realmente a que experiencias nos exponemos si nuestra decisiones ya se encuentran tomadas por la química en nuestro cuerpo?

Tal vez esto pueda ser una respuesta a una de mis reflexiones anteriores acerca de porque escogemos vivir de una manera aparentemente auto-destructiva aún y cuando sabemos a través de estudios científicos que nuestros hábitos no son saludables.

 

Y podría ser una explicación al karma, las vidas pasadas, y la idea de rendirse a la conciencia superior de la que hablan en las tradiciones budistas. Y lo único que hemos hecho en todos estos años es comprobar las ideas expuestas en las escrituras de las civilizaciones más antiguas sin poder cambiar nada en realidad. ¿Ustedes qué opinan?

 

Post Original: http://wp.me/p4mjab-l

 

Nohemí Ferrer

Directora General y Maestra

contacto@bodywords.org

www.bodywords.org

 

 

 

Please reload

Los más leídos...

Y entonces... ¿Para qué me sirve hacer 108 Saludos al Sol?

June 6, 2016

1/2
Please reload

Los más recientes...
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por Tags...
Síguenos...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Suscríbete...