Uttanasana: dándole descanso a los músculos sobre los que nos sentamos todos los días

 

 

Yo no entendía porque cada que llegaba al calentamiento de mi clase de ballet todas las mañanas, me dolía tanto estirar la parte posterior de mis piernas. Era un dolor casi inaguantable y que muchos de los bailarines en la clase no compartían, pero claro ellos no pasaban como yo alrededor de 8 horas sentados frente a la computadora. Ahora que ya no lo hago, he descubierto que el dolor ha desaparecido y esto es simplemente porque ya no paso tanto tiempo sentada en una silla. Y bien dicen los orientales que las sillas son el mal de los occidentales, la causa por la que nuestras caderas hayan perdido tanta flexibilidad.

 

Yo sé que inevitablemente muchos de nosotros pasamos mucho tiempo sentados, sin embargo, podemos hacer algo al respecto como practicar posturas de estiramiento que contrarrestan la tensión creada al estar sentados en una silla.

 

Con este objetivo en mente, la postura que yo recomiendo practicar por un par de minutos cada hora después de estar sentado es Uttanasana.

 

En sánscrito, Ut significa intensidad. El verbo Tan significa estirar, extender, alargar. Por lo tanto, en esta postura le damos deliberadamente un intenso estiramiento a nuestro cuerpo.

 

Esta postura es una postura simétrica por lo que nos permite identificar desbalances y asimetrías entre los dos lados del cuerpo. También es en sí misma una inversión, ya que lleva la cabeza por debajo del corazón y es utilizada durante periodos de descanso en la práctica de yoga.

 

El psoas, pectíneo y recto femoral flexionan la cadera y basculan la pelvis hacia delante. La parte frontal de los glúteos medios y el tensor de la fascia lata combinados rotan las caderas ligeramente hacia adentro por lo que las rotulas miran hacia delante. Los cuádriceps se contraen para alargar las rodillas creando una acción recíproca de inhibición, relajando los músculos isquiotibilaes detrás de las piernas como un Ying-Yang en nuestro cuerpo. Los muslos se mantienen juntos por los músculos aductores en la parte interna de la pierna. El recto abdominal se contrae para flexionar el tronco hacia delante. La parte baja de los trapecios lleva los hombros lejos del cuello. Y finalmente, los bíceps flexionan los codos y cuando las manos alcanzan la tierra, esta acción ayudan a que el tronco se flexione más profundamente en la postura.

 

Este asana, cura los dolores estomacales y tonifica el hígado, el bazo y los riñones. También cura los dolores abdominales durante la menstruación. El ritmo cardiaco se hace más lento y los nervios de la columna vertebral se rejuvenecen. Cualquier depresión sentida en la mente se desvanece si uno mantiene la postura por dos o más minutos. La postura es una bendición para las personas que se excitan fácilmente porque calma las neuronas. Al terminar de practicar esta postura uno se siente relajado y tranquilo, los ojos comienzan a brillar, y la mente se siente en paz. Las personas que sienten pesadez en la cabeza, enrojecimiento o algún otro malestar al practicar la postura de parado de cabeza, Sirsana, deben practicar Uttanasana primero para posteriormente poder pararse de cabeza fácilmente y sin ninguna molestia. 

 

Esta postura activa el Swadhisthana Chacra, aumentando la concentración, la vitalidad y el conocimiento intuitivo.

 

Existe además, una variación terapéutica para este estiramiento, que es muy útil para quienes por tanta tensión acumulada, no logran enderezar la espalda baja en la postura y se lastiman causando dolor. Esta variación se practica con el apoyo de una silla para enfocarse en el alargamiento de los isquiotibiales.

 

Ahora, si acaso llego a trabajar en la computadora lo hago en alguna otra postura donde mis isquiotibiales no sufren tanto, además de asegurarme de estirarlos después de estar sentada para brindar equilibrio a mi cuerpo de forma consciente.

 

Bibliografía

 

  • Iyengar, B.K.S. (1979) Light on Yoga. Edición Revisada. Nueva York: Schocken Books.

  • Long, Ray. (2008) The Key Poses of Yoga. China: Bandha Yoga Publications.

Post Original: http://wp.me/p4mjab-18

 

Nohemí Ferrer

Directora Creativa y Maestra en BodyWords

bodywords@outlook.com

www.bodywords.org

 

 

 

Please reload

Los más leídos...

Y entonces... ¿Para qué me sirve hacer 108 Saludos al Sol?

June 6, 2016

1/2
Please reload

Los más recientes...
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por Tags...
Síguenos...
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Suscríbete...